¿El virus coronará la matriz de la felicidad y la cooperación humana?

Un programa de National Geographic de hace unos años, “Virus Hunting”, muestra que los virus han formado parte de la vida en el planeta desde el inicio, moldeando la evolución de las especies, claramente incluida la nuestra. 

Y en ese proceso evolutivo ¿encontraremos el Homo Gaudens?, es decir el Hombre pleno, feliz y bien intencionado.

El estudio más largo de la historia de Harvard ha sido sobre Salud y Felicidad. Robert Waldinger, director del estudio desde 2005, lo resume claramente en su conferencia TED: “La buena vida”.

 

¿Y qué es lo que al ser humano le da una vida más prolongada, saludable y feliz?

La investigación es concluyente: Las relaciones humanas, los vínculos de calidad.

Es ahora, frente a la imposición del límite que podemos añorar esa posibilidad tan particular de vincularnos, que con la velocidad de la rutina diaria dábamos por hecho. 

Yuval Noah Harari, historiador y escritor israelí, expone en esta interesante charla TED que la verdadera diferencia entre los humanos y los animales no está en el plano individual, sino en el colectivo. Y que justamente pudimos superar a los chimpancés por nuestra capacidad de cooperar de manera flexible a gran escala.

El virus no solo nos recuerda esto, sino que establece como excluyente la cooperación para no propagar el contagio y evitar así la pandemia.

Por otro lado, y en referencia a la situación global que hoy estamos atravesando, Harari plantea dos opciones a la que se enfrenta el mundo para combatir la pandemia.

En este sentido, la emergencia sanitaria global también nos deja planteada la oportunidad de un mundo mejor y más cooperativo, o bien con menos libertades individuales (si la brújula de los Gobiernos no estuviera orientada al bien común).

Siguiendo esta línea de reflexión, el fin de semana me resonaron las palabras de Trump: “si no abrimos la cuarentena, muchas personas se van a quitar la vida por problemas económicos”, y esto me recordó el video de Annie Leonard, con respecto a qué debería pensar un primer mandatario más allá del consumo: La historia de las cosas.

Muchos hablan del colapso de los sistemas socio-económicos imperantes, pero yo personalmente sigo mirando con mucho interés y atención al capitalismo japonés con su estandarte Toyota en nuestro país (Coronavirus: Toyota Argentina ofreció su fábrica de Zárate para producir respiradores artificiales).

Y además, muy interesado en que se pueda poner a la mejora continua (Kaizen) “en el centro de las políticas de desarrollo productivo e industrial de la Argentina”Y que podamos lograr la articulación del Sistema de Diálogo superador que promueve el Programa Kaizen Tango del INTI, donde la interrelación de los siguientes actores es clave: Estado | Universidades | Empresas | Sindicatos | Entidades financieras, para poder darle a nuestra industria “el lugar central de crecimiento económico y generación de empleo”.

¿Es esto posible? Es imprescindible.

 

 Leonardo Rosso – Director Gaudens – leorosso@gaudens.net

Compartir: